jueves, 7 de julio de 2016

Crónica taller "design thinking" implantación de la contratación pública electrónica

Ayer estuve en Málaga, en el Instituto Superior de Economía Local de la Diputación Provincial, participando en la dinamización de un taller para diseñar intervenciones directas para transformar al formato electrónico la tradicional gestión de la contratación pública.

La idea y el desarrollo del taller es de Manuel Caño Gómez. Antonio Suárez Chamorro quería hacer algo "más" que una actividad de formación sobre contratación pública y a mi juicio acertó con la apuesta que hizo por un producto "innovador" como es un taller de design thinking.

Ayudamos a Manuel estuvimos Jaime Domínguez Macaya-Laurnaga y quien escribe. Cada uno aportamos los conocimientos, experiencias, ideas, habilidades y actitudes que tenemos en nuestras respectivas mochilas para dinamizar el taller.

Desde que este año estuve en el IV Congreso Internacional EDO 2016. Aprendizaje situado y aprendizaje conectado, cada día me convencen más actividades formativas dinámicas, participativas, que impliquen a todos los participen,..., el taller de ayer tuvo esas características.

Lo que hicimos en resumen es:

  • Preparar la sala. No hay un profesor en un nivel superior que habla y unos alumnos que escuchan y toman apuntes. Empapelamos las paredes, preparamos post-it, reloj, rotuladores,...
  • Manuel hizo una presentación del objetivo del taller: conseguir en un mañana diseñar un conjunto de intervenciones para iniciar el camino a la implantación de la contratación pública electrónica.
  • Todos nos presentamos y nos identificamos con una etiqueta.
  • Se generaron cuatro grupos que a lo largo de la jornada tuvieron que hacer de forma participativa y colaborativa actividades como:
    • Identificar a las personas que intervienen en el proceso de contratación: promotores, gestores, interventores, secretarios, informáticos, órganos de gobierno, empresas.
    • Analizar cómo ven todas estas partes el proceso de contratación. Recuerdo muchos post-it con palabras como: frustración, lentitud, burocracia, locura, ...
    • Imaginar qué necesitaría cada una de esas personas para iniciar el camino a la transformación digital. Ahí aparecieron necesidades como: el liderazgo, la organización y planificación del proceso, información constante, buena comunicación, participación...
    • Pensar qué intervenciones habría que hacer para atender a esas necesidades.
    • Exponer en público las intervenciones consensuadas y someterlas a su valoración.

Más o menos eso es lo que hicimos en todo el día con un breve descanso para el café y la comida. Un día muy intenso y complicado, porque con el calor que hacía y la playa a la vista, era difícil estar concentrado y no escaparse a dar un baño (al menos, para un soriano estar currando tan cerca de la playa lo es).

Creo que Antonio Suárez Chamorro consiguió el objetivo de juntar buena parte de los implicados en la Diputación Provincial de Málaga en la gestión de los cambios a la transición al formato electrónico de la gestión públcia. Los junto en una sala; les hizo reflexionar sobre lo que tendrían que hacer; la reflexión fue participativa y colaborativa; la reflexión fue pública y se pudieron escuchar diferentes puntos de vista.

Espero que con todo lo que se ha escrito sobre el tema, ningún insensato piense que este problema se arregla licitando unas herramientas tecnológicas para la gestión electrónica. El batacazo y el despilfarro está garantizado. Además de la tecnología, hay que pensar en otros cambios que afectan a las personas, a su forma de trabajar (los procesos) y a la propia organización. Si no se contemplan estas variables el castañazo esta garantizado. No lo digo yo, lo dice Jaime Domínguez Macaya-Laurnaga página 471 el libro "Claves para una contratación pública electrónica eficaz" publicado por la editorial La Ley - El Consultor de los Ayuntamientos (Más aquí).

Si en tu organización existe una cultura participativa; si hay canales para que los empleados (todos) puedan innovar, mejorar y plantear alternativas; si hay comunicación de arriba-abajo, de abajo-arriba y horizontal; si existe un liderazgo claro y aceptado; si la colaboración, la cooperación es lo "normal", ..., no creo que necesitéis un taller como éste.

Si la cultura de tu organización no tiene nada de lo anterior, quizá un taller de estas características ayude a desatascar posiciones y alinear esfuerzos y recursos en la transición al formato electrónico de la gestión pública.

Es una opción más a valorar. 

Como siempre agradecer a Davinia, María Felix y el fotógrafo su trabajo y el trato recibido. Como siempre, una suerte colaborar con el ISEL.