miércoles, 10 de noviembre de 2010

El documento electrónico.

Toda la actividad administrativa se plasma, se explicita, en documento, antes en papel y ahora en formato electrónico. En papel para identificar la competencia de la Administración, el funcionario competente lo firmaba con un boli; ahora, los mismos documentos (o quizá alguno menos si no aporta ningún valor añadido al proceso de trabajo y tenemos las agallas de suprimirlo) los deberán firmar las mismas personas con su firma electrónica. Si no se hace, esos documentos electrónicos no tienen válidez legal.


Únete a la red social de contratación pública electrónica: